Noticias‎ > ‎

Colegio Adventista de La Serena inauguró primer colegio Gitano

publicado a la‎(s)‎ 3 dic. 2014 14:59 por Soporte Calc.cl   [ actualizado el 23 feb. 2015 6:58 ]



Gracias al esfuerzo del municipio serenense y la Iglesia Adventista de la  Serena, este martes 13 de agosto fue inaugurada la primera escuela gitana del país. El inédito hecho ocurrió pasadas las cinco de la tarde, oportunidad en que fueron matriculados cerca de 50 menores y se realizó la primera clase, a cargo de las profesoras Anita Pereira y  Rosita Peralta.

Pero no sólo con la implementación del colegio cuenta el campamento gitano, sino que también en la carpa especialmente habilitada para la Iglesia Adventista Gitana.  A la ceremonia inaugural asistió el pastor  Juan Nicolich (líder gitano), quien se mostró feliz por el comportamiento que ha tenido el alcalde Roberto Jacob con su gente, indicando que estaban siendo integrados y que ésta era la primera escuela del país al interior de un campamento.

Mencionó que “voy a recorrer el país contando todo esto que he visto aquí, que no lo ha hecho ningún alcalde de Chile y es un ejemplo a seguir”.

El pastor gitano resaltó que cuentan con agua y luz y que el municipio manda regularmente a retirar la basura, además les dispuso de un terreno donde permanecer sin que nadie los esté corriendo.

Por su parte, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, sostuvo que no se imaginó, cuando realizó la primera visita a los gitanos, que tuvieran una iglesia y una escuela al interior del campamento.

El edil agradeció a los directivos del Colegio Adventista, indicando que ellos “pensaron en estos niños, porque es más difícil que estos pequeños vayan a distintos colegios, donde muchas veces los discriminan. Hoy tienen el colegio donde ellos viven”, subrayó.

Mencionó, además que “ésta es una forma de no discriminar, es una forma de decir que todos vinimos al mundo de la misma manera y nadie vino a sufrir. Por lo tanto, quienes tenemos la oportunidad de poder ayudarlos tenemos que hacerlo”.

Una de las profesoras que dictará las clases a los menores y a algunos adultos también, Rosa Peralta, señaló que cuando escuchó del proyecto “me interesó, me gustó, es un grupo que siempre me ha llamado la atención, me gusta mucho su música, como corporación y como Iglesia hemos interactuado más con ellos y la verdad es que me interesó bastante poder darles la oportunidad, para que tengan acceso a la alfabetización, aprender a leer y a escribir y de esa manera independizarse un poco más”. Finalizó